3 RAZONES POR LAS QUE UTILIZAR UNA ÓPTICA FIJA


3 RAZONES PARA TRABAJAR CON UNA ÓPTICA FIJA

Recuerdo con una sonrisa el momento en que compré mi primera cámara réflex digital (una Canon 450 D) con su objetivo de kit. Pensaba, en mi desconocimiento, que con ella daría un salto de calidad en mi desarrollo como fotógrafo… 🙂

Se ha escrito mucho sobre los famosos «pisapapeles» que montan todas las cámaras réflex de iniciación y, aunque hay críticas injustas, es cierto que esas ópticas no benefician mucho el progreso en tu mirada fotográfica.

En mi caso, sólo puedo decir que desde que empecé a utilizar una óptica fija de 50 mm mi visión fotográfica ha progresado vertiginosamente. Creo que junto con la óptica de 35 mm son las mejores para educar la mirada de cualquier persona que sienta curiosidad por la fotografía.

No tengo nada en contra de los objetivos zum, dispongo de dos, uno angular (17-40 mm) y otro tele (70-200 mm) que utilizo en función de mis necesidades. Pero el ochenta por ciento de mi producción fotográfica está realizada con mi óptica fija de 50mm, y eso quiere decir que me siento muy a gusto con ella.

 

Aquí os dejo las tres razones por lo que me decanto por estas maravillosas ópticas:

LA CREATIVIDAD. Cuando utilizas un objetivo fijo en tu cámara, analizas más la imagen que quieres conseguir y cómo hacerla. Meditas la distancia adecuada, entrenas el ojo espacialmente y te vuelves más activo en la búsqueda de la imagen. La secuencia ensayo-error supone un ejercicio analítico de gran importancia para tu crecimiento como fotógrafo, y tu creatividad, se acelera constantemente.
LA CALIDAD. La calidad de la óptica es otra razón fundamental, especialmente en cuanto a la nitidez que se obtiene. La construcción con menos cristales que un objetivo zum permite que haya menos aberraciones cromáticas y geométricas, y harán de tu óptica fija un tesoro incalculable.
LA LUMINOSIDAD. La posibilidad de no utilizar trípode, de no llevar flas externo, de no aumentar el número iso con el consiguiente ruido de imagen, son algunos de los beneficios que podrás encontrar en una óptica fija. Con aperturas de diafragma de hasta f/1.2, los objetivos fijos te permiten mayor flexibilidad y te dan mayores posibilidades para trabajar en ambientes de poca luz. Ni que decir tiene que cuánto más luminosa es una óptica más dinero cuesta; pero tenemos maravillosos 50 mm f/1.8 por unos precios al alcance de todos que harán las delicias de cualquiera que los pruebe.

 

¿Y tú, qué ópticas utilizas?

2 Replies to “3 RAZONES POR LAS QUE UTILIZAR UNA ÓPTICA FIJA”

Deja un comentario

You have to agree to the comment policy.