Fotografía de Paisaje Urbano

¡Hola! Me llamo Miguel Ángel Blanco y te quiero contar quién soy:

Siempre he sido observador, incluso sin darme cuenta de que lo era. Es una habilidad perceptiva que hay que agudizar para que se vuelva consciente. Y cuando se vuelve consciente, dominarla para observar solo lo que quieres ver. Todo esto te puede llevar una vida, o varias... Sí, hay algo espiritual en ello. Estoy convencido.

Esta época, en la que todos somos fotógrafos, es la más creativa de la historia de la fotografía. La fotografía como lenguaje ha llegado para quedarse y creo que es el momento para enseñar lo que cada uno ha aprendido en el camino. Por eso he decidido que mi misión es ayudar en la educación de la mirada fotográfica a través de la visión del espacio urbano y, con ello, poner mi granito de arena para que nuestro entorno más cercano sea más agradable y agradecido.

​​​​Ya ves, soy fotógrafo de corazón, aunque no siempre fue así.

Vuelvo a una galaxia muy lejana y veo a un chico de mirada triste mirando al infinito... Eran los tiempos de la adolescencia, y cuando veía a mis amigos tener muy claro lo que querían ser de mayores, yo aún no tenía idea alguna. Tras varios años de contratos precarios en trabajos sin futuro, un primer fogonazo de conciencia plena encendió mi mente al contemplar un anuncio publicitario de una escuela de imagen y sonido. Un año de estudios, y me veo de ayudante de cámara en Telemadrid bregando con cámaras, cables y luces. La experiencia es corta, y termino en una televisión local trabajando gratis durante un año intenso en aprendizaje profesional y personal. Tras varios años en una productora de televisión en la que ejercí desde operador de cámara hasta mozo de decorados, salgo al mundo de la flexibilidad e inseguridad del freelance. Algo complicado cuando estás falto de los suficientes contactos personales. Y de esta forma, llego al batacazo laboral y personal, que se convierte en una depresión de la que entonces no era muy consciente pero que me encerró en casa salvo para salir a trabajar los pocos días que sonaba el teléfono. Mi corazón decía que esperara, que llegaría mi oportunidad pero mi cerebro demandaba lo contrario. Son esos momentos de decisiones importantes que van a marcar una parte importante de la vida. Y ganó mi parte cerebral: tenía que buscar una salida laboral lo más segura posible, al menos durante un tiempo. Y bien, llevo más de una década trabajando en el sector de la seguridad privada. Es el típico "empleo alimenticio" del que podríamos hablar durante horas aunque con él he aprendido muchas cosas. Entre otras, que siempre hay que escuchar a tu corazón cuando tomas decisiones importantes. En los últimos años he ido cambiando el rumbo de mis intereses vitales y la fotografía ha pasado a ser una parte fundamental de mi vida. Durante este tiempo he ido formándome de manera autodidacta: leyendo, viajando, visitando exposiciones, tomando y procesando miles de fotos; pero, sobre todo, educando mi mirada, con cámara en la mano o sin ella, paseando solo o acompañado, meditando y reflexionando, hasta dar con la fotografía que buscaba. 

Toda esta vuelta personal para que te hagas una idea de que, a veces, el camino elegido serpentea de forma dramática, frena, y acelera vertiginosamente. Y que nunca es tarde para reinventarse personal y profesionalmente si el entusiasmo y la determinación guían tus pasos.


He aprendido que la fotografía va más allá de apretar un botón y que sirve como medio para conocerse a uno mismo e interpretar la realidad que nos rodea. Esa realidad que nos es devuelta en forma de fotografía es tu forma de relacionarte con el mundo, donde tus intereses confluyen. Y los míos son la arquitectura, el urbanismo y su relación con el ser humano. Siempre buscando espacios de belleza escondida y solitaria, incluso donde, a primera vista, es imposible encontrarlos.

Estamos en plena era del conocimiento, donde tu talento será tu capital. Es un cambio de paradigma, una revolución. Algo que transformará nuestro mundo a mejor. Todo se resume en: haz lo que amas. Y comparte tu saber con los demás. Creo que el aprendizaje constante es la variable que te lleva a la excelencia y que compartir conocimientos con quien aún no los ha adquirido nos hace evolucionar como personas.

Cuando uno enseña, dos aprenden. 

Comencé este blog hace dos años con la intención de compartir contigo mi visión de la fotografía. Fue un comienzo fulgurante pero cayó en el olvido por diversas razones. Ahora llegó el momento de relanzarlo y darle el enfoque necesario. Quiero ayudar a todos esos fotógrafos que desean educar su mirada con la fotografía de paisaje urbano y que no encuentran la tecla necesaria para ello. Espero que paseando por mi página consigas todo lo que estabas buscando cuando llegaste aquí. 

photoenelblanco

MI VISIÓN PERSONAL
  Os voy a hablar de mis fotografías. De mi visión personal de las cosas que me rodean y de[...]
COMO SE HIZO, MEDIANERA ROJA
Después de mucho tiempo sin publicar vuelvo con la sección en que enseño mis fotos. La foto está tomada en la[...]

El fotógrafo es un mero observador que detiene cápsulas de tiempo y espacio en un registro químico o digital.

Click to Tweet


Puedes contactar conmigo aquí abajo.